9.01.2005

Primer premio a la obra INFAUSTOS

Hoy quedan los contornos de una figura.
Un hediondo dejo, asentado en calles y zaguanes.
Permanece detrás de los parpados, el olor.
La sonrisa.
Que diablos,
mas allá de las pulgas, de los demás roedores.
Habita un hombre.
En una indigencia de colores.

En un primer instante, no tenía intenciones de visitar mi casa.
Quería recorrer la ciudad por la noche.
Acompañados de la grabadora de Fausto.
Salíamos de recibir un premio,
un reconocimiento a la página infaustos.blogspot.com

Fui junto con Fausto a recibir el distintivo.
El rostro de emoción, pacientemente,
aplaudiendo a los condecorados
a medida que eran nombrados.

Y cuando éramos nosotros
los que estuvimos por delante del oyente y el jurado.
Fue un momento de alivio para mi.
Recibiríamos un premio monetario,
en un momento cuando la situación económica se encontraba asfixiada.
Fausto a la expectativa de pinturas nuevas,
pendiente de su hambruna, que no le falten colores.
En lo que pueda, con toda generosidad y sin miramientos.

Fausto expuso su situación ante los presentes.
Cansado de las críticas, dijo en voz firme.

“¡Yo soy Pintor
Lo he sido por muchos años
Pinto el arte de Cristo
A mi nadie me enseño a pintar
Dios me dio mi arte”.

Estuve orgulloso del momento.
De sentir a Fausto decidido a enfrentar la burla de años
Y plasmarse ante todos como el artista que es con su obra.

Dejamos atrás la ceremonia, y por un descamino arribamos a mi casa.
Le invite un café, luego música, estuvimos en una charla divertida.
Pasadas las 10 de la noche, el momento en que la tienda del vecindario,
donde Fausto encarga su frazada de dormir se dispone a cerrar.
Interrumpir la visita en ese momento, la conversación grata,
deseosos que continuara, acomode a Fausto para que pasara
la noche en la casa, junto a la familia.

Lo digo de la manera más sincera.
Que Fausto ha sido la compañía mas grata que he tenido.
Y que las veces que visite a Fausto en un futuro
Me gustaría hacerlo en su pieza de artista.

Es por este motivo que he incursionado en este peregrinaje.
Comprometido con este sentimiento.
De conseguirle a Fausto un dormitorio,
un lugar donde pueda acomodar sus pertenencias,
sin tener la necesidad de cargar con ellas,
a lo largo de toda su ruta, por miedo al hurto.

De que obtenga un carné que le facilite,
Tener un puesto en la feria de artesanos
y pintores los fines de semana en el Ejido,
para que pueda vender su arte.
Un ingreso fijado por su trabajo.

La finalidad de este proyecto.
De la obra titulada “El pincel de Cristo”
es subastar la obra de Fausto,
que en un período de 2 años, más que menos,
hemos recopilado para esta exposición
Distintas facetas de su personalidad artística.
Estampas, bosquejos, extraviados personajes
que transcurren en una historieta infinita.
Encomendadas al pintor por las voces
del muro de la iglesia que susurran Ave Marías.

De su obra, lo que más me ha fascinado,
es el traspaso bíblico y escénico
de cada tema de sus cuadros,
paisajes imaginarios de una Babilonia,
estampas de la ciudad de los Olivos.
La personificación de cada apóstol,
La atmósfera de la ciudad Cristiana
Los detalles y la transportación mental
hacia lugares y costumbres remotas.
Para así personificar a Jesús en su palabra,
en su caminar por la Tierra.

Lectores, hagan detalle en sus pinturas,
en cada situación bíblica representada.
Fausto tiene visiones en su arte
asegura que Jesús el hombre le dio el don.
Pienso que es un apóstol reencarnado.
O si no, como explicar la memoria fotográfica
de la ciudad , de los acontecimientos.
De la penuria y de la escasa fe.

Vislumbra el cuerpo del mensaje enviado,
son pocos los que se detienen a escuchar.
Fausto interpreta el mensaje en sus dibujos,
la esencia de los mandamientos.
La palabra del que posee la sabiduría,
reflejada en la esquizofrenia de un artista ambulante.

Es por eso, que esta subasta busca remunerar el trabajo y el talento
de mi amigo. No es justo que se mantenga expuesto a los ánimos
y peligros de la calle. Juntos hemos trabajado en esta exposición
para recaudar dinero para un cuarto.
Para una radio grabadora, para material de pintura.
Que un hombre de oficio pueda mantenerse con su trabajo.

Véase a este acto como un experimento social.
Se expondrá la generosidad de una ciudad,
Los parámetros del arte y sus juicios.

El prejuicio esta instalado de ante mano.
El duelo de la palabra
De saberse cierto a Jesús y su imitación.
¡Fausto es un Artista!
Quien ose negarlo ha tirado la primera piedra.

No comments: